Todos los nombres

Archivo documental de la Guerra Civil en Burgos

Buscar

Datos de 7025 Víctimas

[ Saltar navegación ]

Los campos nazis

Los milicianos republicanos al pasar la frontera francesa fueron despojados de sus armas y muchos de ellos separados de sus familiares. Los hombres fueron enviados a campos de concentración franceses como Argelès-sur-Mer, Saint Cyprien, Bacarès ó Gurs. Finalmente el destino de estos hombres y mujeres fue todavía más cruel, con la invasión alemana de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, ya muchos españoles fueron deportados a campos de concentración nazis como Mauthausen, Buchenwald, Dachau, etc..

Entre los años 1940-1941 una gran mayoría de los republicanos fueron enviados a Mauthausen, en Austria, donde dos tercios de ellos perecieron en el espacio de pocos meses. Eran personas exiliadas al final de la Guerra Civil española y que más tarde cayeron prisioneros del III Reich alemán. A partir de 1942 casi dos mil españoles más, entre las que se incluirían mujeres, serian deportados desde la Francia ocupada como medida de represión contra las actividades de resistencia.

El libro “Memorial, Españoles deportados a los Campos Nazis (1940-1945)” de los autores Benito Bermejo y Sandra Checa, reúne datos sobre más de 8700 personas que pasaron por estos centros de reclusión. Este trabajo de investigación histórica es fuente de información rigurosa imprescindible a la hora cuantificar y abordar el número de prisioneros que pasaron por los campos nazis.

Cerca de medio centenar de burgaleses, serían borrados de la historia y ignorados por el régimen fascista del general Francisco Franco. Hoy conocemos que los nazis, utilizaron a los republicanos españoles para realizar trabajos forzados, la mortalidad era altísima debido al trato y las condiciones inhumanas que vivían. Algunos de los presos fueron asesinados mediante las famosas cámaras de gas y posteriormente incinerados en los hornos crematorios.

El Campo de Concentración de Mauthausen

Este campo de concentración fue establecido poco después de que Alemania se anexionara Austria en marzo de 1938. Se construyó cerca de una cantera abandonada, junto al río Danubio, a unos 5 km (aprox. tres millas) de la ciudad de Mauthausen, situada en el norte de Austria, 20 km (12,5 millas) al sureste de Linz.

Los prisioneros de Mauthausen fueron utilizados intensivamente para trabajos forzados. Al principio, los prisioneros tuvieron que participar en la construcción del campo y trabajaron en la cantera cercana. Durante la guerra, los trabajos forzados realizados por prisioneros de los campos de concentración fueron adquiriendo cada vez más importancia para la producción armamentística alemana. Durante el verano y el otoño de 1944 se fueron estableciendo otros subcampos, que se administraban desde Mauthausen y se construían cerca de fábricas de armamento por todo el norte de Austria. Había más de 60 subcampos, entre ellos Gusen, Gunskirchen, Melk, Ebensee y Amstetten. En ellos, miles de prisioneros tuvieron que trabajar hasta la muerte.

Periódicamente, los prisioneros integrados en el sistema del campo de Mauthausen eran sometidos a una selección. Aquellos prisioneros a quienes los nazis juzgaban demasiado débiles o enfermos para trabajar eran separados de los demás y asesinados en la cámara de gas propia de Mauthausen, en estaciones de gaseado móviles o en el cercano centro de ejecución por "eutanasia" de Hartheim. Los médicos del campo que actuaban en la enfermería utilizaban inyecciones de fenol para matar a los pacientes demasiado débiles para moverse. Los médicos nazis también sometían a los prisioneros de Mauthausen a experimentos médicos pseudocientíficos relacionados con la testosterona, infestaciones de piojos, tuberculosis y procedimientos quirúrgicos.

Aunque la mayoría de los prisioneros morían por fusilamiento, horca, golpes y palizas, hambre y enfermedades, Mauthausen disponía de una cámara de gas capaz de matar a unas 120 personas simultáneamente. La cámara de gas se utilizaba generalmente cuando llegaban los transportes de prisioneros. Se organizaban asesinatos en masa especiales para demostrar la eficacia del sistema a altos dignatarios nazis que visitaban el campo, como Heinrich Himmler, Ernst Kaltenbrunner y Baldur von Schirach, quienes podían observar las matanzas a través de un pequeño visor incorporado en la puerta de entrada.

Se estima en 199.400 el número de prisioneros que pasaron por Mauthausen entre 1938 y mayo de 1945. De ellos, se cree que unos 119.000 murieron en Mauthausen y sus subcampos. Un tercio de ellos eran judíos. Las fuerzas americanas liberaron Mauthausen el 5 de mayo de 1945.

Los internos así denominados eran sometidos a condiciones inhumanas, consistiendo la más infame en forzarles a subir pesados bloques de piedra por los 186 escalones de la mina del campo. Estos escalones eran conocidos como
Los internos así denominados eran sometidos a condiciones inhumanas, consistiendo la más infame en forzarles a subir pesados bloques de piedra por los 186 escalones de la mina del campo. Estos escalones eran conocidos como "escalera de la muerte".

Prisioneros a la llegada al campo de Mauthausen
Prisioneros a la llegada al campo de Mauthausen

El Campo de Concentración de Buchenwald

Buchenwald era uno de los campos de concentración más grandes establecidos por los nazis. El campo se construyó en 1937 en un área arbolada sobre la ladera norte del Etterberg, alrededor de cinco millas al noroeste de Weimar en la Alemania oriental central. Buchenwald se inauguró para prisioneros varones en julio de 1937. Las mujeres no fueron parte del sistema de campos de Buchenwald hasta 1944.

Dentro del campo se hicieron varios experimentos seudocientífico, utilizando a los prisioneros como sujetos de prueba. Algunos de esos experimentos fueron pruebas médicas en las que se ensayaban vacunas contra la tifoidea, cólera y difteria entre otras. Uno de los médicos de Buchenwald afirmó haber creado una vacuna contra la homosexualidad, mediante un trasplante de hormonas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el sistema de campos de Buchenwald se convirtió en una fuente importante de trabajo forzado. La población de los prisioneros expandió rápidamente, llegando a 110.000 para fines de 1945. Los prisioneros de Buchenwald trabajaban en la Fábrica de Equipo Alemán (DAW), una empresa poseída y operada por las SS; en las fábricas del campo; y en la cantera del campo. En marzo de 1943, la firma Gustloff abrió una fábrica de municiones en la parte este del campo. Un ramal ferroviario completado en 1943 conectaba el campo con los depósitos en Weimar, facilitando el envío de suministros de guerra.

Buchenwald administraba por lo menos 87 subcampos ubicados por toda Alemania, desde Dusseldorf en el Rin a la frontera del Protectorado de Bohemia y Moravia en el este. Los prisioneros de los campos satélites fueron forzados a trabajar mayormente en las fábricas de armamentos, las canteras, y proyectos de construcción. Periódicamente, prisioneros de todo el sistema de campos de Buchenwald tenían que participar en una selección. El personal de las SS mandaba a los que eran demasiados débiles o incapacitados a los centros de eutanasia de Bernberg o Sonnenstein, donde eran asesinados con gas. Otros prisioneros débiles eran asesinados con inyecciones de fenol administrados por el doctor del campo.

El 11 de abril de 1945, prisioneros sufriendo de inanición y consumidos asaltaron las atalayas, tomando control del campo. Más tarde en ese mismo día, las fuerzas americanas entraron a Buchenwald. Soldados de una división del Tercer Ejército estadounidense encontraron a más de 20.000 personas en el campos, 4.000 de ellos judíos, Aproximadamente 56.000 personas fueron asesinadas en el sistema de campos de Buchenwald, la mayoría de ellos después de 1942.

Cadáveres de prisioneros en Buchenwald
Cadáveres de prisioneros en Buchenwald

Fuentes consultadas:

  • Libro Memorial, Españoles Deportados a Los Campos Nazis (1940-1945) Benito Bermejo y Sandra Checa. Ministerio de Cultura 
  • United States Holocaust Memorial Museum (www.ushmm.org)